La encuesta

martes, 8 de diciembre de 2015

"Danos hoy la menestra nuestra de cada día"


Tantas veces tentados por un tacu tacu o un buen plato de frejoles negros, rojos o blancos, garbanzos, lentejas, pallares, y un sinfín de propuestas para nuestro paladar. Incluso hay restaurantes en Lima que se precian de ofrecer al comensal un bufet solo con frejoles en distintos sabores. Y es que ese sabor cautivante y seductor encierra mucho de provocación pero también es necesario acercarnos desde el conocimiento más profundo a las verdades que encierran las menestras nuestras de cada día. 


Existen muchos mitos y costumbres tradicionales en el comer popular cotidiano, como las famosas "lentejas de los lunes" para asegurar la llegada del dinero al hogar, que comer menestras engorda, que son harinas, innecesarias, y más, pero lo cierto es que encierran muchas bondades que debemos conocer, y en este rápido vistazo te lo haremos saber.

En general, las menestras son una gran fuente de proteína vegetal, lo cual es una ventaja respecto a la de las carnes pues no contienen grasas saturadas ni colesterol. Además contienen calcio y hierro. Si bien es cierto que la cantidad y calidad de sus proteínas en algunos casos es menor que la de las carnes, combinados con otros alimentos (como carnes y cítricos) mejora su poder nutricional y la biodisponibilidad de proteínas, calcio y hierro. Por eso la mejor combinación para un plato de menestras son un pedazo de proteína animal y una ensalada. 


1.- Ayuda a controlar el peso.

Las personas se sienten un 31% más saciadas cuando comen 160 gramos de menestras al día que con una dieta de control de la ingesta. Y es que, las legumbres son alimentos que se descomponen lentamente y que, por tanto, se pueden utilizar para reducir o eliminar el consumo de proteínas animales en la comida. Ojo, se trata de comer solo menestras en la ración diaria de almuerzo, no combinarlas con arroz o grasas, pero si con proteínas animales, de preferencia pescado. 

2.- Fuentes de proteínas vegetales. 

Las arvejas, garbanzos y lentejas son menestras altamente ricas en proteínas y carbohidratos, bajas en grasas y constituyen una buena fuente de fibra, vitaminas A, B y C. Además, suministran tiamina y hierro, sustancias esenciales para la producción de energía, la función nerviosa y su propio metabolismo. Sus fibras son solubles en agua, promueven el buen funcionamiento intestinal y ayudan a eliminar las grasas saturadas. También proporcionan energía porque hace permanecer más tiempo la glucosa en la sangre. 


3.- Estimulan la reproducción y regeneración celular. 

Sobre todo para las embarazadas y los niños, quienes están en desarrollo constante, consumirlas es casi fundamental. A los bebés se les puede comenzar a incluir las menestras en sus comidas a partir de los 7 meses, en forma de papilla, no es necesario quitarles la cáscara ni colarlas, es suficiente con aplastarlas un poco.

4.- Contienen abundante fibra.

La fibra ayuda a la regulación intestinal, mejora la flora gastrointestinal. Contienen un 20 por ciento de proteínas cuando están crudas y 6 por ciento, si están cocidas, porque en su preparación se agrega agua, debido a que es un grano seco.


A continuación te dejo una receta saludable que no creías que se podía hacer con menestras. Preparaste alguna menestra y te quedó guardada en el refrigerador. Puede ser lentejas, castilla o panamito. 

Lo que necesitas como ingredientes: 

1 taza de menestras cocidas frías
1/2 cebolla de cabaza
3 cebollines o cebolla china
2 huevos 
3 tazas de pan rallado
1 conserva de atún
1 conserva de anchoveta
Sal, pimienta, perejil picado.

Meszcla todos lo ingredientes y tendrás una muy nutritivas hamburguesas caseras recicladas, altamente ricas en contenido de proteína y omega 3. Las preparas y las fríes en aceite caliente. Las puedes acompañar con ensalada de lechuga y espinaca, asegurando que el valor alimenticio se incremente. 


¡Buen provecho!


Ministerio de Cultura peruano gestionará el reconocimiento de las picanterías como patrimonio cultural

El Ministerio de Cultura declaró oficialmente el pasado lunes 23 de noviembre a las picanterías y chicherías de Cusco, Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Nación como reconocimiento a la historia de la cocina peruana.


La propuesta formal la realizó el Decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la USMP, Dr. Johan Leuridan Huys, tras las investigaciones del caso realizadas por la chef y socióloga Isabel Álvarez Novoa.


La ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, tras asistir a la celebración del reconocimiento del Wititi, explicó que todos los proyectos presentados ante la UNESCO, necesariamente, antes tienen haber pasado por la declaración de Patrimonio Cultural de la Nación, como es el caso de las picanterías arequipeñas y las de diferentes partes del Perú.

“La picanterías arequipeñas fueron reconocidas con esta declaratoria en el 2014 y este año las de todo el Perú. Cuando ya hay varias picanterías involucradas, el expediente se vuelve más potente. La UNESCO evalúa que estén más diseminadas, esa es la riqueza del Perú, esos es lo que tenemos”, aseveró la titular de Cultura.


Expresó que anteriormente se trató de presentar un expediente sobre las picanterías, pero no prosperó porque estaba orientado básicamente al tema gastronómico, pero ahora se tendrá que alistar un estudio desde sus orígenes, además de las picanteras, todo cuanto esté relacionado a usos y costumbres, que se debe conservar.

Rescatadas del olvido y siguiendo el precedente arequipeño de abril del 2014, las picanterías y chicherías de Cusco, Piura y Lambayeque, y las picanterías de Tumbes y La Libertad, adoptan su justo valor al ser declaradas Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura.



Adolfo Perret presenta su libro "Piura, la cocina peruana tiene un norte"

LLegó esta semana la invitación y Nota de Prensa sobre un nuevo libro sobre gastronomía, a cargo de un reconocido chef de nuestro medio. 


El reconocido chef Adolfo Perret estará presentando su libro “Piura, la cocina peruana tiene un norte” este miércoles 09 de diciembre a las 7:30 p.m. en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la USMP.

Como comentaristas estarán el distinguido periodista Raúl Vargas y el Dr. Johan Leuridan Huys, Decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la USMP. El evento contará con la presencia de destacadas personalidades como Bernardo Roca Rey, Sandra Plevisani, Christian Bravo, Javier Wong, Rosario Olivas, entre otras figuras reconocidas del sector.


Como se sabe, conforme reseñó en el 2010 la periodista Catherine Contreras para El Comercio, en 1971 Adolfo Perret llega a Lima. En 1986 abre su primer restaurante. El chef talareño, que desde niño conoció la frescura de los productos marinos –dice que lo veían cargado de cangrejos, meritos de peña, ostiones y estresados pulpos que no encontraban paz entre las rocas– y que cuando era joven se embarcó en el último sueño que figuraba en su lista de 10 cosas que quería hacer en la vida. Hoy se mantiene al frente del Punta Sal, una marca exitosa y sinónimo de pescados, frescura y creatividad. 





Avisos de interés